Carta del Deán de Catedral de México a Rafael Tovar y de Teresa