Góngora Pimentel defrauda al SAT

Hugo Páez

La Mesa de Trámites de la Procuraduría General de la República del Reclusorio Oriente da proceso a una acusación del Sistema de Administración Tributaria contra el ex presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Genaro David Góngora Pimentel, por defraudación fiscal por un monto entre 15 y 18 millones de pesos, en empresas de su propiedad y en otras de participación.
Los datos recaudados por la Secretaría de Hacienda resultaron en una solicitud a la dependencia de Jesús Murillo Karam para proceder contra el ministro retirado, quien el año pasado enfrentó una denuncia de su ex pareja sentimental Ana María Orozco Castillo por fraude genérico.
La juez 69 penal dictó en junio del 2013 auto de libertad al considerar que el Ministerio Público no aportó elementos suficientes para acusarla de cometer el delito.
Góngora Pimentel fue señalado por Andrés Manuel López Obrador en la campaña presidencial del 2012 como una de las figuras más confiables para integrar su gabinete presidencial. El ex candidato presidencial anunció que de ganar la elección, sumaría ex presidente de la SCJN como el titular de la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República.
Durante un mitin, en el Estado de México, en mayo del 2012 el precandidato único del Movimiento Progresista (PRD, PT y Movimiento Ciudadano) calificó a Góngora como el "faro" que le indique hacia dónde se tiene que ir, será su guía para apegarse la Constitución y a las leyes.
El ministro retirado tendrá que enfrentar ahora a la Hacienda Federal y probar su inocencia ante la acusación de defraudación fiscal, que se perfila como un nuevo escándalo de la Corte.
En el caso de su ex pareja sentimental el ministro en retiro denunció a Ana María Orozco por la compra de una casa en la delegación Xochimilco, con dinero supuestamente proporcionado por Góngora, y que puso a nombre de ella.
La Procuraduría de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) resolvió en siete días solicitar orden de aprehensión contra Orozco Castillo, quien fue ingresada al penal de Santa Martha Acatitla. La acusación contra la mujer se dio luego de que ella pidió por la vía legal un incremento en la pensión alimentaria para los dos hijos que procrearon.
En junio del 2013 la PGJDF determinó el no ejercicio de la acción penal en el expediente que inició contra la ex pareja de Góngora por el delito de violencia intrafamiliar en agravio de sus hijos, al corroborar que no incurrió en ningún acto contra la integridad física y emocional de los menores.
Desde Santa Martha Acatitla, Ana María Orozco acudió a los medios de comunicación para denunciar el abuso de Góngora y el tráfico de influencias que llevó al Poder Judicial a acelerar las acciones penales en su contra. El escándalo mediático provocó que Andrés Manuel López Obrador y otros personajes de la izquierda lo dejaran solo, además del presidente del Tribunal de Justica del DF, Edgar Elías Azar, amigo cercano a Góngora y de quien se sospecha el uso del tráfico de influencias en los tribunales capitalinos.
En el clímax del escándalo mediático, Góngora Pimentel manifestó mediante una carta a Orozco Castillo su disposición de retirar los cargos y dijo que en el momento procesal oportuno ella se reincorporaría a su hogar y con sus hijos.
Ahora viene un segundo capítulo del hombre que ocupó el máximo cargo en la justicia mexicana, y, según los cargos de la Hacienda federal, no predica con el ejemplo.

Entradas populares de este blog

No fueron los jueces, negligencia del gobierno de Quirino en fuga de Esparragoza, ‘Pancho Chimal’ y tres más en Sinaloa